En Inimar ya hemos dado algún consejo sobre cómo hay que guardar la ropa interior. También el resto de tu ropa para que tu armario quede organizado y sin que parezca una guerra. Hoy nos centramos en los sujetadores. Además de saber cómo doblar sujetadores para ahorrar espacio, también aprenderás otra cosa. Guardar sujetadores de forma correcta evitará que estos puedan romperse antes de lo previsto.

El método Konmari para ropa interior va a ayudarte a organizar tu armario y a tener espacio de sobra. Tus cajones agradecerán que sepas cómo doblar sujetadores o camisetas por ejemplo. Salvarás mucho espacio, que podrás utilizar para otras cosas.

En el caso de aprender a cómo doblar sujetadores es muy sencillo. Y como hemos dicho, evitarás que se deformen y se rompan antes de tiempo.

Cómo doblar sujetadores

La mejor manera de doblar los sujetadores es no hacerlo. Nos explicamos, ¡no os asustéis! La mayoría de mujeres guarda sus sujetadores doblándolos por la mitad, con una copa dentro de la otra, y los tirantes dentro.

Es habitual guardarlo así, ya que la gran parte de las mujeres lo hacen por espacio. Pero hay una manera mejor que evitará que se deformen los sujetadores. Atenta:

  • Abrocha el cierre del sujetador
  • Coloca los tirantes hacia el interior de las copas
  • Guárdalos abiertos uno al lado del otro de forma horizontal
  • Puedes guardarlos de mayor a menor uso de delante hacia atrás

De esta manera tus sujetadores no se doblarán y podrás acceder a los sujetadores que más te pones a menudo. Esta es la forma de guardar los sujetadores sin tirantes, y deberías hacerlo con todos tus sujetadores.

En el caso de llevar tirantes, puedes utilizar otro método que consiste en colgarlos en perchas. Puedes utilizar el colgador de tu propio armario, pero si no tienes espacio, hay más opciones. Puedes utilizar un sistema de percheros detrás de la puerta o en el lateral de la puerta del armario. Colgando ahí todos tus sujetadores, no se arrugarán ni deformarán al guardarlos en cajones. Es una muy buena idea, y además también te ahorrará espacio.

Si aplicas estos consejos junto a los que os dimos en nuestro post sobre cómo lavar la ropa interior, éxito asegurado. Ahora solo tienes que rebuscar tus sujetadores y ver si los has guardado bien. Si no, ya sabes, hora de aprender a cómo doblar sujetadores para guardarlos sin deformarlos.

Si te han parecido curiosos o útiles estos consejos, háznoslo saber. Comparte tu forma de guardar sujetadores y lencería tallas grandes con el resto de lectoras. Si tienes cualquier consulta al respecto de este tema o cualquier duda sobre nuestros productos, llámanos. Te atenderemos en el teléfono 971-42-41-77. Si prefieres escribirnos, nuestro buzón espera tu correo electrónico. Escríbenos a la dirección atencioncliente@inimar.com.