Existen días en los que el sujetador es el peor enemigo de una mujer. Los motivos pueden ser varios: oprime demasiado, se caen los tirantes, se clavan los aros… Este último hecho es demasiado molesto, y no solo eso, puede causar daños mayores. Si los aros del sujetador producen dolor, sigue leyendo, descubre por qué y las consecuencias que puede tener.

Los aros de los sujetadores son uno de los elementos más problemáticos de esta prenda. Pueden salirse, clavarse o perder su forma entre otras muchas cosas. En Inimar ya os hemos explicado por qué se salen los aros del sujetador y cómo evitarlo, y hoy nos centramos en entender el por qué los aros del sujetador producen dolor.

Por qué los aros del sujetador producen dolor

El motivo es muy sencillo: no llevas la talla de sujetador que necesitas. Una talla errónea de sujetador va a hacer que tengas problemas varios y entre ellos este. Si los aros del sujetador producen dolor, es porque llevas una talla más pequeña de la que deberías. Por eso es importante conocer cómo saber la talla de sujetador, para evitar estas situaciones.

Puede que se te claven los aros o que el pecho se escapa por debajo del aro. No le des más vueltas, el problema, como decimos, es la talla.

Busca un sujetador de una talla más grande y que recoja tu pecho sin problemas. Debes evitar que el pecho se salga por los laterales y por debajo. Además de la talla, deberás tener muy en cuenta la copa para que la comodidad sea máxima y recoja tu pecho por completo. Recuerda que también es importante evitar que se caigan los tirantes del sujetador.

Consecuencias del dolor por los aros del sujetador

El hecho de que los aros del sujetador producen dolor puede acarrear consecuencias, más o menos graves. Una de ellas es que pueden aparecer bultos de grasa o marcas persistentes en la piel. También puedes tener problemas de circulación en la mama al no dejar que la sangre circule bien por llevar un sujetador pequeño.

Quizá también sientas algo más de estrés, porque los aros se clavan en los nervios intercostales. Estos nervios, al verse presionados, pueden aumentar tu sensación de estrés.

Para evitar que esto pueda ocurrir, échale un vistazo a la talla de tu sujetador. Asegúrate de que es la correcta, y si no lo es, busca tu talla. Puedes preguntarnos si tienes dudas sobre cómo elegir la talla, te asesoraremos y también podremos contarte cuál es la talla de sujetador más común en España.

Si tienes cualquier pregunta al respecto o necesitas contarnos algo, puedes ponerte en contacto con Inimar, tu corsetería online, a través de nuestro teléfono 971-42-41-77 o por correo electrónico en la dirección atencioncliente@inimar.com. ¡Te atenderemos encantados!