Los sujetadores para prótesis tienen un bolsillo incorporado para introducir la prótesis o el relleno alternativo y mantener la simetría del pecho. Estos sujetadores tienen diferentes niveles de sujeción y de suavidad, dependiendo del momento en el que estés (recién operada, en radioterapia o ya completamente curada).  Su aspecto es el de un sujetador normal pero con el escote algo más alto para recoger bien el pecho y la prótesis sin que se note, un producto especializado con el que te puedes sentir cómoda y tranquila.

 

Anita Care te ofrece sujetadores especiales para prótesis y moda de baño especial para después de operaciones de mama con un look femenino y moderno. Los sujetadores para mujeres mastectomizadas tienen las fundas incorporadas que pueden ser de algodón o microfibra, además ofrecen tres niveles de sujeción:

 

  • Sujetadores para prótesis de función ligera: ofrecen un suave soporte del busto, gracias a su tejido extra ligero y elástico. La comodidad que ofrecen estos modelos, los hacen idóneos como sujetador protésico inicial, como el modelo de sujetador protésico Anita Care Isra 5315 o el modelo Anita Care Livia

 

  • Sujetadores para prótesis de función media: Está especialmente indicada para una corrección ligera de la silueta, además, están destinados especialmente para copas grandes. Los sujetadores de función media combinan la ligereza de los anteriores, aunque ofrecen una sujeción mayor. Los modelos que más gustan son el sujetador protésico Anita Care Fleur y el sujetador Anita Care Tonya.

 

  • Sujetadores para prótesis de función alta: Está indicada para siluetas generosas y tallas grandes. Sujeción extra para copas y contornos más grandes para garantizar el máximo confort. Te recomendamos el modelo de sujetador protésico Anita Care Havanna y el Anita Care Safina.

 

Un modelo especial de sujetadores para prótesis especial para pieles sensibles es el CALMIA. Tienes dos a elegir que están especialmente indicados para llevar a las sesiones de radioterapia, el sujetador bustier Anita Care Calmia 5310 de cierre trasero que no tiene bolsillos para prótesis. El otro modelo tipo Bustier es el Anita Care Calmia 5311 también es muy suave, con cierre delantero y bolsillos súper suaves de microfibra para las prótesis.

 

 

El sujetador para después de la mastectomía siempre debe adaptarse perfectamente al pecho natural pues es el que cambiará de tamaño si pierdes o ganas peso, la prótesis debe adaptarse a ti y no al revés. Pruébatelo con calma, tanto el contorno como el pecho natural deben ajustarse bien, sin apretar. Una vez tenemos el sujetador, colocamos la prótesis en su bolsillo, si ésta se asoma o se arruga es que la prótesis es demasiado grande. Por el contrario, si “nada” dentro del sujetador o éste hace arrugas, es que tienes una prótesis demasiado pequeña.

 

En el momento en que veas que la prótesis queda bien dentro de la copa del sujetador protésico, haz la prueba final… Sube los brazos, abrázate, da unos saltos, inclínate hacia delante, hacia los lados, da un par de vueltas y comprueba que la prótesis sigue en su sitio. Si todo sigue ok, has acertado de pleno al elegir tu sujetador y tu prótesis de mama.

En Inimar queremos que las mujeres se sientan cómodas en todos los sentidos, por eso confiamos en las mejores marcas de sujetadores para prótesis para ofreceros la mejor calidad en nuestros productos.